Como el resto del sistema portuario de interés general, también el puerto de Motril está funcionando de acuerdo con las medidas adoptadas por Gobierno para garantizar el abastecimieto de la población mientras dure el estado de alarma.

Por este motivo, solamente están operando en el recinto portuario granadino barcos para que siga funcionando con cierta normalidad la cadena de suministro de mercancías.

Así, estos días el enclave andaluz ha acogido la descarga de 2.500 toneladas de alcohol para la fabricación de productos desinfectantes, 3.000 toneladas de pasta para papel o la próxima llegada de 30.000 toneladas de combustible prevista para este mismo viernes, entre otras.

Todas las operativas se llevan a cabo siguiendo los protocolos establecidos por el Ministerio de Sanidad.

De igual modo, por lo que respecta al funcionamiento de la Autoridad Portuaria, todo el personal está haciendo teletrabajo desde sus domicilios, a excepción de los adscritos a servicios críticos y esenciales, como son Policía Portuaria, operaciones y servicios portuarios, conservación y señales marítimas, que además se han reducido a servicios mínimos.

Así mismo, la atención a clientes se realiza por los medios electrónicos habilitados.

También, desde el pasado domingo sólo se mantiene abierto el acceso este al puerto motrileño y ha quedado restringida la entrada al recinto únicamente al personal relacionado con la actividad portuaria vinculada al tráfico de mercancías y a la pesca.