La Autoridad Portuaria de Vigo ha recibido la visita de una delegación del puerto irlandés de Cork para conocer las infraestructuras y servicios que ofrece la instalación olívica, como el Centro de Control, la terminal de cruceros, la terminal de contenedores, los muelles comerciales o la terminal ro-ro.

Ambos organismos portuarios siguen estudiando posibles vías de colaboración, tras la visita realizada en el mes de diciembre por miembros de la Autoridad Portuaria de Vigo, Xunta de Galicia y empresas gallegas a la localidad de Cork.

En aquel momento, se puso sobre la mesa la puesta en marcha de una línea marítima por parte de Atlantic Ferry Line, que uniría Vigo con el puerto Pylmouth, en el suroeste de Inglaterra, con una parada previa en el puerto de Cork.

El servicio contaría con una gran demanda por parte del sector pesquero y logístico, donde los clientes potenciales ya han desbordado las previsiones iniciales. Además, permitiría al puerto irlandés reforzar sus vínculos con el territorio comunitario tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

De este modo, los exportadores irlandeses podrán conectar no solamente con Galicia, sino con Portugal y la meseta, llegando aproximadamente a unos 12 millones de usuarios potenciales.